Centro de Reiki Soplo de Luz


-???-

La curación energética y la ciencia

Articulos

LA CURACIÓN ENERGÉTICA Y LA CIENCIA. Por Prof. José Maria Mingarro. Reiki Master.
La energía es un tema que está incluido en muchas áreas de las llamadas terapias complementarias, incluyendo el Reiki. Por razones históricas y emocionales, hay dos palabras-clave que no se pueden mencionar en la sociedad de investigaciones académicas: "energía" e "imposición de manos". Por lo tanto, no es sorprendente que en el pasado el Reiki no haya sido tomado en cuenta por los investigadores de la ciencia biomédica. Esta situación está cambiando rápidamente gracias a las investigaciones hechas en todo el mundo.
La mayoría de la gente no es consciente todavía de estas investigaciones y persisten en su actitud de que no hay una base lógica para la curación energética. Esto está empezando a cambiar, por el desarrollo de instrumentos muy sensitivos, capaces de medir la energía sutil alrededor del cuerpo humano. (Campo energético Humano) Desde hace tiempo se sabe que las células y los tejidos generan un campo eléctrico que se puede medir en la superficie de la piel. Utilizando el magnetómetro SQUID. Se descubrió que todos los tejidos y los órganos producen además de los campos eléctricos, pulsaciones magnéticas específicas, que son ahora conocidas bajo el nombre de campos biomagnéticos.


Los exámenes tradicionales, como el electrocardiograma y electroencefalograma, se completan ahora por exámenes biomagnéticos llamados magnétocardiograma y magnétoencefalograma. Por distintas razones, el estudio del campo magnético alrededor del cuerpo, da indicaciones más exactas sobre la fisiología y la patología que el estudio del campo eléctrico. Científicos utilizan aparatos SQUID para realizar cartas de las alteraciones del campo magnético alrededor del cuerpo debido a las enfermedades. Otros, aplican campos magnéticos pulsantes para estimular la curación.

Al principio de 1980, el Dr. John Zimmerman empezó una serie de estudios sobre el toque terapéutico, utilizando un magnetómetro SQUID, en la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, en Denver. Zimmerman descubrió que un enorme campo biomagnético pulsante emanaba de las manos de un practicante de toque terapéutico. La frecuencia no era estable, sino "barría" sobre un segmento de 0,3 a 30 Hz (ciclos por segundo), con una parte importante de su actividad alrededor de 7 - 8 Hz. Esta actividad dentro del rango de frecuencias de 7 a 8 Hz es un dato interesante porque a 7.8 Hz son las ondas Schumann que coincide con la frecuencia del hipotálamo y es la única frecuencia que en todos los mamíferos, incluyendo el hombre, es tan exactamente común. Mientras el ritmo Alfa varia de una persona a otra y el mismo es de aproximadamente 9, 10, 11 Hertz, la frecuencia de 7,8 Hertz es como ya se dijo arriba, exactamente común a todos, es una constante normal biológica, que funciona como un marcapaso para nuestro organismo y sin esa frecuencia la vida humana no es posible.
También se descubrió que las pulsaciones biomagnéticas de las manos están en la misma frecuencia que las ondas cerebrales. Los estudios científicos de las frecuencias necesarias para la curación indican que las ondas cerebrales varían constantemente todo el segmento de frecuencias terapéuticas, estimulando de esta manera la curación en todo el cuerpo.
Un hecho poco conocido es que las "ondas cerebrales" no son confinadas únicamente en el cerebro, sino que se difunden por todo el cuerpo mediante el sistema perineural, los tejidos que rodean los nervios. El Dr. Robert O. Becker describió justamente como este sistema, más que cualquier otro sistema regula el proceso de curación. El sistema nervioso actúa como una "antena" para proyectar las pulsaciones biomagnéticas que empiezan en el cerebro, en el Thalamus. Además, las ondas que empiezan en el cerebro como pulsaciones relativamente débiles, ganan fuerza mientras se desplazan a lo largo de los nervios periféricos hasta las manos. El mecanismo de esta amplificación incluye probablemente el sistema perineural y los demás sistemas de tejidos de conexión.
En este breve resumen hemos tratado de mostrar como ciertas experiencias de los terapeutas energéticos tienen una base en la biología y la física. Los grandes descubrimientos de los biólogos y de las personas sensitivas se están integrando para darnos una comprensión más profunda de la vida, de la enfermedad y de la curación, pero también sabemos que el Creador y su creación son infinitos y que la ciencia corre siempre detrás como el burro y la zanahoria tratando de saber todo. Siempre en toda terapia Reiki tendremos el misterio de la vida, el Amor en acción y el lado espiritual.

Nota: SQUID son las siglas de Superconducting Quantum Interference Device.
Bibliografía: publicación Dr. James L. Oschman y Nora Oschman.
Estudios del Dr. König.
Referencias : Jim y Nora Oschman son los directores de "Nature's Own Research Association" en Dover, New Hampshire. Jim es uno de los pocos científicos académicos que se ha concentrado sobre la base científica de las distintas medicinas complementarias y alternativas. Jim y Nora han escrito docenas de artículos sobre los mecanismos fisiológicos y biofísicos implicados en distintas técnicas terapéuticas. Para más informaciones sobre Jim y Nora, sus artículos y sus actividades, consulten en Internet: www.energyresearch.bizland.com


-???- | -???-